La contundencia de las últimas cifras arrojadas por los más recientes estudios de comercio sobre la venta de teléfonos móviles no dejan lugar a dudas. ¿Os imagináis quiénes pueden ser?

La telefonía posee un espectro de mercado cada vez más amplio, tanto es así que la saturación de empresas que apuestan por este tipo de tecnología hace prácticamente imposible abrirse un hueco entre tantas marcas. Gartner, una acreditada consultora IDC (Corporación de Datos Internacionales) coloca por delante de todas las marcas de telefonía móvil a la coreana Samsung, quedando como líder indiscutible en ventas anuales. Los coreanos, según Gartner, llevan como primeros de la lista desde 2011.

En los informes de esta consultora, la gran manzana, Apple, se coloca muy cerca de Samsung. De hecho, ya lo supera en ventas trimestrales, haciendo que se comience a cuestionar el futuro del trono coreano. Ambas compañías han logrado en un solo trimestre (2014), vender 74,8 millones de teléfonos por parte de los de Tim Cook y de 73 millones en el lado de los de J. K. Shin. Eso en cuotas de mercado se traduce como un 20,4% para Apple, y un 19,9% para Samsung.

Último trimestre 2014

Apple, cada vez más alto

Esa estadística comprende los últimos tres meses de 2014, pero si se abarca todo el año, los datos cambian considerablemente ya que Samsung tomaría una gran ventaja con respecto a su principal adversario. Quizá esos datos trimestrales de final de año vengan condicionados por la histórica salida al mercado de los últimos iPhones.

Según Gartner, Samsung habría vendido 307,6 millones de teléfonos inteligentes durante todo el 2014, el 24,7% de la cuota anual de mercado. Apple, por su parte, sería la segunda mayor vendedora con 191,4 millones de iPhones vendidos y una cuota del 15,4%.

En el tercer puesto se encuentra Lenovo, que tras la adquisición de Motorola le permite superar los 80 millones de teléfonos vendidos.

Un salvador apellidado S6

Marcando una nueva estrategia, dos columnas serán las que mantengan a flote la economía de Samsung este año. Por una parte, la venta de pantallas y memorias para terceros, (incluyendo la producción de chips para los próximos iPhones). Y por otro, una agresiva campaña que haga que las ventas del Galaxy S6 suban como la espuma.

La llegada del nuevo buque insignia de Samsung debería suponer un antes y un después en su trayectoria, y más teniendo en cuenta las desastrosas ventas que tuvo su descafeinado predecesor. Los surcoreanos informaron que los beneficios de este primer trimestre de 2015 cayeron un 31% con respecto al 2014, pero según analistas como DRAMeXchange/TrendForce, está preparada para una recuperación. Las cifras que apuntan estos investigadores son pujantes: 55 millones de Galaxys S6 vendidos durante este año.

El 2015 se presenta como un año de revolución y ya no de renovación. La tecnología es la banda sonora que acompaña a la sociedad del siglo XXI y ninguna empresa va a desaprovechar la ocasión de aportar su innovador instrumental. Pantallas curvas, cámaras profesionales, sistemas biométricos por reconocimiento de iris, sonido de estudio, materiales irrompibles, baterías de larga duración y carga rápida, etc. Todo suena muy bien, y los dos directores que marcan el ritmo de esta orquesta futurista, son sin duda Apple y Samsung. Estaremos con los ojos bien abiertos.


Fuentes: Gartner / Yonhap News Agency / Bloomberg / Samsung Tomorrow
Fuentes fotográficas: Gartner / Samsung / Greenbook